Entrevista a Andrea Zzevallos, fotógrafa en cruceros

de Miriam

Te presento a Andrea ZZevallos, una joven peruana que actualmente reside en Barcelona, España. Andrea es periodista y fotógrafa y trabaja en el departamento de Fotografía y Vídeo en Princess Cruises. No te pierdas esta entrevista, donde conocerás los requisitos y condiciones para trabajar de fotógrafo en cruceros.

Andrea ZZevallos, fotógrafa em cruceros Princess

¿En qué navieras has trabajado y en qué departamentos?

He trabajado para Princess Cruises de Carnival Corporation en el departamento de Fotografía y Vídeo desde enero 2018.


¿Cómo decidiste trabajar en cruceros?

Me enteré de este tipo de trabajo allá por el 2015 a través de un amigo, que me dijo “deberías aplicar para ser fotógrafa en cruceros”. Yo no tenía ni idea de ese mundo.

Después de mucho tiempo buscando información por mi cuenta, lo decidí tras darme notar que mi destino ya no estaba en Perú (poco trabajo, no se valora el arte, informalidad laboral en el mundo de letras/fotografía/periodismo/comunicaciones, crimen, robos… típico de Latinoamérica).

A inicios del 2016 postulé y tuve mis primeras entrevistas, pero no lo logré. Ese año lo usé para trabajar como fotógrafa en una empresa de e-commerce, ganando experiencia y estudiando un curso de iluminación. En ese periodo me llegaban notificaciones de la reclutadora a mi correo sobre charlas informativas y sentía que ese círculo no había cerrado. En marzo del 2017 decidí que volvería con todo e inicié el proceso nuevamente y me aceptaron.

A partir de eso, mi vida cambió.

Trabajar como fotógrafo en cruceros


Cuéntanos cuales fueron los pasos que diste hasta conseguir el empleo.

El proceso fue muy extenso, duró desde marzo hasta diciembre del 2017. Cuando me refiero a “proceso”, hablo desde el momento que inicias el contacto y las entrevistas con la reclutadora, hasta cuando ya recibiste tus boletos de avión para embarcar y tener las maletas hechas.

Cuando la reclutadora me aceptó, inicié con entrevistas en inglés sobre mi persona y sobre cosas técnicas de fotografía (también en inglés). Luego, entrevistas con representaste de la empresa, tuve que hacer exámenes en inglés, aplicar para la visa americana, certificado médico, hace cursos en línea a través de una plataforma de la compañía y mucha burocracia más.

Buen ambiente trabajando a bordo


¿Qué requisitos te pidieron para trabajar como fotógrafa en cruceros?

De acuerdo a lo que me pidió mi agencia: tener 5 años de experiencia en fotografía como mínimo, sustentada con tu título y certificados de trabajo últimos en relación a la fotografía. Presentar tu web, portafolio físico y un vídeo de presentación. Algo de experiencia en ventas, pero no era imprescindible. Nivel de inglés avanzado con certificado.

¿Cuánto gana un fotógrafo de cruceros?

La cámara y el equipo es proporcionado por la compañía, no pagué nada. El salario para los principiantes que sean latinos va en los $1200 y aparte cobras comisiones y propinas en efectivo; es un tema espinoso porque lamentablemente la empresa paga “según” la nacionalidad o dependiendo del continente al que pertenezcas.

Tenemos entendido que los asiáticos principiantes como fotógrafos reciben mucho menos sueldo a comparación de lo que los latinos recibimos. Injusto o no, eso ya compete sólo a la empresa y al trabajador que decide lanzarse a este mundo.


Cuéntanos cómo es el día a día de un fotógrafo a bordo

Principalmente el manager principal elabora un horario de trabajo, pero el día de un fotógrafo de cruceros es impredecible, ya sea por las decisiones de tus managers, capitán, clima o enfermedad.

Por lo general, durante el contrato se realizan sesiones fotográficas casuales, formales, en los restaurantes, bodas, eventos privados, asesorar a los pasajeros, ventas (¡muchas!), disfrazarse para ser fotografiado junto a los pasajeros, limpieza en el laboratorio, imprimir, encargarte de los químicos, editar fotos y fotografiar en el gangway.

A veces, enseñar y capacitar a otros compañeros según te asigne tu manager.

También: muchísimas horas de pie, corriendo de un lado a otro, puedes llegar a trabajar entre 12 a 13 horas en un día sin parar.

Andrea, fotógrafa a bordo de Princess Cruises


¿Fue trabajar a bordo como te esperabas?

Tenía una idea de lo duro que sería, pero no me imaginaba que iba a cambiar mi vida de esta manera.

¿Recuerdas cómo fue tu primer día a bordo?

Siempre me acordaré. Me sentía aturdida, perdida y me costaba diferenciar los acentos de las personas a pesar de saber muy bien el inglés a nivel avanzado, creo que sentía miedo por esta nueva etapa, es abrumador.

La primera persona que conocí a bordo fue a mi manager principal de UK, quien me recibió muy amable con sonrisa de oreja a oreja y me presentó a mi manager de laboratorio de Serbia. Un tipo de casi dos metros y que habla un inglés muy rápido con un acento muy difícil de entender. Me hacía ir de prisa como loca por todos los pasillos del barco para ver mi cabina, uniforme, entrenamientos, precios, procesos, comida, etc.

Las primeras dos semanas no comía casi nada porque no tenía hambre, tenía mucha tensión. Era la única chica del grupo, la única latina, la menor y la única junior nueva, puesto que todos eran seniors. Era muy agobiante.


¿Tienes realmente tiempo libre para visitar los puertos?


Sí, pero debo balancear mi tiempo libre de acuerdo a mi horario para poder salir a tierra y hacer turismo por mi cuenta o tomar algún tour.

Explorando destinos


Los hispanohablantes solemos ser minoría a bordo. ¿Cómo llevaste la integración y convivencia con otras nacionalidades?

Bastante bien, sólo me tomó un poco de tiempo el poder entender sus acentos.

A bordo se vive en un ambiente muy internacional

¿Cómo es la vida sentimental a bordo?

Es muy intensa, todos los sentimientos en altamar se intensifican, pero esto se da cuando tienes una relación formal o si estás saliendo exclusivamente con alguien. Los encuentros casuales son abundantes, tienes todo un abanico de “posibilidades” que reúne a gente de muchas nacionalidades de todos los continentes. Eso sí, cuida tu imagen, recuerda del dicho “pueblo chico, infierno grande”. 

¿Es posible encontrar el amor verdadero?

Sí, no es imposible pero las posibilidades son muy reducidas y debes estar dispuesto a hacer sacrificios de sueño, cultura, horarios, diferencias culturales y de idioma. Me encanta que muchos conocidos y amigos hayan encontrado a su persona ideal.


¿Qué es para ti lo más duro de trabajar en barcos?

La distorsión de la realidad, las largas horas de trabajo, perderse en el tiempo, el cansancio mental por la intensidad del trabajo, no poder comer sano ni a tus horas.

Si te cuesta socializar y eres tímido como yo, te costará el doble trabajar en cruceros, pero no es imposible. Sobre todo al ser fotógrafo debes verte obligado a socializar con 2500 o 3000 pasajeros diariamente y conocer nuevas personas a bordo cada 10 o 15 días. Generar ventas y esforzarte en el gangway para gritar MUCHO, si te toca fotografiar en el gangway con un clima bajo cero, las manos te duelen y si estás en un sitio de mucho calor, estar disfrazado con pintura en la cara te duele hasta la cabeza por el calor.

Si te toca disfrazarte de muñeco, prepárate ¡vas a sudar mucho y no te puedes quejar! ¿Ves la foto del oso? ¡Soy yo junto al capitán! Jajajaja.

Es habitual que los fotógrafos de cruceros se tengan que disfrazar en su trabajo.


¿Cuál es la anécdota más extraña o divertida que hayas vivido a bordo?

¡Las fiestas en el crew bar! ¡Las extraño a mil y tengo muchos recuerdos de ellas!

A mis amigos y como usábamos cada momentos para divertirnos a pesar de tanto trabajo. También las mareas y olas intensas de varios metros de altura. Una noche formal tuve que salir hacia el port side a dejar un fondo de estudio junto con mi amiga, parecía una película de terror y el mar te intimida mucho.

Los viajes a diferentes países, las aventuras en Alaska y las fiestas cuando haces overnight en tierra. También recuerdo haber fotografiado gente en específico y que durante un viaje me buscaban precisamente a mí para ser retratados o ser atendidos exclusivamente por mí.

Recuerdos de la vida a bordo

¿Qué consejo le darías a todos aquellos que quieren vivir tu experiencia?

Esto cambiará seriamente tu vida, hay un antes y un después.

Debes tener estabilidad emocional, de lo contrario no soportarás el nivel de presión y competitividad.

Aplica a este trabajo sólo si has tenido la suficiente experiencia laboral en tierra por lo menos 4 años, esto te hará madurar profesionalmente. He visto mucha gente caer, por lo que si estás bajo terapia psicológica o tratamiento psiquiátrico, lo mejor es que no te lances. Cuida tu salud mental.

Después de entender esto, lánzate a por todo, esfuérzate, lucha por lo que quieres y sé profesional.

Trabajar en cruceros Princess Cruises


¿Te pilló la pandemia a bordo?

Empezó la pandemia justo cuando desembarqué. Este tiempo ha sido en stand by y actualmente me estoy preparando para nuevos proyectos. Continuar en cruceros no lo descarto, es parte de mi vida y continuaría mi línea de carrera en mar. 

Pues esta ha sido la entrevista que nos ha concedido Andrea.

Puedes seguirla sus viajes y su fabuloso trabajo en:

Instagram: Andrea ZZevallos

Facebook: AZZ Fotografía

Website: Andrea ZZevallos

Andrea Zzevallos, fotógrafo en cruceros

Y recuerda, si tú también quieres trabajar en cruceros, aquí encontrarás toda la información que necesitas. Puedes leer también más entrevistas a otros tripulantes aquí.

You may also like

Deja tu comentario

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy * for Click to select the duration you give consent until.

Share via

Share

Si te gusta, compártela!
NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos posts.

Gracias!

Error! Inténtalo de nuevo!

Compártelo con un amigo