Trabajar en cruceros: Entrevista a Lorena, Hotel Manager en cruceros fluviales

de Miriam

Preséntate para que podamos conocerte

Nací en Canarias y soy una emprendedora con una trayectoria de más de 15 años en el ámbito del turismo y la hostelería, tanto en tierra como abordo de cruceros.

Después de terminar mis estudios en Alemania, comencé a trabajar en un hotel como “Contable” en Múnich. Después de 2 años, decidí regresar a España donde me embarqué en una exitosa carrera en el mundo de la hostelería. Poco a poco ascendí jerarquías, convirtiéndome en “Directora de hotel” en una de las mayores potencias mundiales en el área de cruceros fluviales, la empresa estadounidense Uniworld.

En 2017 decidí regresar a Canarias y me incorporé en una consignataria muy importante, comenzando como “Coordinadora de Tripulaciones” trabajando en estrecha colaboración con el Departamento de Visados. Poco después fui nombrada “Coordinadora de excursiones en tierra” donde creé programas de lujo y exclusivos.

A finales de 2018, decidí emprender mi propio negocio y así nació Hola CREW. A través de este esfuerzo, aseguro a las empresas del sector marítimo, que contraten el personal del más alto nivel, al tiempo que ofrezco un servicio de apoyo a mis “canditatos”.


¿En qué navieras has trabajado y en qué puestos?

Sólo he trabajado como Hotel Manager para Uniworld.


¿Cómo conseguiste trabajar en cruceros y cómo fue el proceso de selección?

Fue todo casualidad, una amiga comenzó a trabajar ahí y me enteré de que estaban buscando más personal y mandé mi CV. La entrevista fue en un restaurante, el entrevistador quería ver cómo me comportaba en la mesa, estuvimos 6 horas hablando en inglés. Nunca olvidaré esa entrevista.

¿Recuerdas cómo fue el primer día a bordo?

Si aunque la primera vez que pisé el barco fue durante el Kick Off Meeting del año, no habían clientes y todo eran trainings. Mi primer día con clientes fue bastante estresante, ya que para mí todo era nuevo.


  ¿Cuáles eran tus funciones como Hotel Manager en un crucero fluvial?

Cuando los clientes embarcaban teníamos que hacer el simulacro y tanto el capitán, el cruise manager como yo, teníamos que explicarles toda la información al respecto.

En el día a día, tenía que levantarme muy temprano, para dar una ronda por todo el barco, ver que todo funcionaba correctamente y que los clientes estaban contentos. Posteriormente, me despedía de ellos si tenían alguna excursión y cuando los clientes estaban fuera solíamos hacer todo lo que no se podía hacer mientras los clientes estaban a bordo, como la recepción de mercancías, limpieza de zonas comunes, reuniones con los jefes de departamento, formaciones, etc. Si no había ninguna de esas actividades, después del turno correspondiente en sus puestos de trabajo, muchos tripulantes aprovechaban para descansar en su cabina o simplemente salir a despejarse un poco y conocer las ciudades.

Cuando los cruceristas volvían, les dábamos la bienvenida a bordo. Si continuábamos navegando, siempre teníamos alguna actividad como, por ejemplo, algunas demostraciones con el jefe de cocina donde se les explicaba cómo hacer una tarta de manzana (en Alemania) o pasteles de nata (en Portugal), clases de vals antes de ir al concierto en Viena, etc. Por la noche siempre teníamos actuaciones en el Lounge. Los pasajeros normalmente, tenían dos excursiones, una por la mañana y otra por la tarde y una vez, durante todo el día de excursión.

En la cena de bienvenida, hay un cóctel en el que habla el capitán, el “Cruise Manager” y yo como Hotel Manager, que me tocaba presentar a los jefes de departamento.


¿Cuál es el sueldo de un Hotel Manager en cruceros y cuáles eran tus beneficios a bordo? 

Con propinas, mi sueldo como Hotel Manager rondaban los 3.500 euros y todos los billetes a casa cuando iba de vacaciones los pagaban. También tenía la paga de Navidad y un bonus a final de año. Yo nunca estuve en las cabinas donde se quedaba el personal, siempre pude dormir en una habitación que no se usaba para los clientes.


¿Cuál es tu puerto favorito?

Sin lugar a dudas, Budapest, Venecia y Oporto.


¿Cuál es tu mejor recuerdo a bordo?

Pues el relacionarme con tantas personas diferentes nacionalidades día a día y compartir inolvidables momentos con ellos, tanto con clientes como con los tripulantes.


¿Por qué dejaste de trabajar en cruceros?

Simplemente, llegué al límite, trabajaba muchísimas horas todos los días y eso implicaba sacrificar mi vida personal, así que decidí optar por tener más vida personal.


3 palabras para describir el trabajo en cruceros

Flexibilidad, Constancia y Esfuerzo


¿Qué características tiene exactamente un crucero fluvial?

En cruceros fluviales nunca estás un día entero navegando como puede pasar con cruceros marítimos, aunque tengo que decir que para la tripulación eso es una ventaja, porque mientras los clientes pasen más tiempo a bordo, más se trabaja. En los cruceros fluviales, se suele navegar por el día y la noche, pero la tripulación, al dormir en la parte baja del barco, a veces escucha un poco de ruido del motor y del agua, pero se puede dormir perfectamente.Y como satisfacción es que no se siente ese agobio de estar sin poder salir del barco durante días, ya que cada día se para en una ciudad diferente y tanto los tripulantes como los clientes pueden salir. Además el barco no se mueve nada, o sea, que nadie marea, eso es una gozada.


¿Qué diferencias dirías que hay entre trabajar en oceánicos y fluviales?

En cruceros fluviales nunca estás un día entero navegando como puede pasar con cruceros marítimos, aunque tengo que decir que para la tripulación eso es una ventaja, porque mientras los clientes pasen más tiempo a bordo, más se trabaja. En los cruceros fluviales, se suele navegar por el día y la noche, pero la tripulación, al dormir en la parte baja del barco, a veces escucha un poco de ruido del motor y del agua, pero se puede dormir perfectamente.Y como satisfacción es que no se siente ese agobio de estar sin poder salir del barco durante días, ya que cada día se para en una ciudad diferente y tanto los tripulantes como los clientes pueden salir. Además el barco no se mueve nada, o sea, que nadie marea, eso es una gozada.


¿Volverías a trabajar en cruceros?

De momento no, pero nunca se sabe las vueltas que puede dar la vida.

¿Qué consejos darías a alguien que quiere trabajar como Hotel Manager en cruceros?

Pues que no dejen de luchar por sus sueños. Que se formen, mejoren sus idiomas y trabajen duro, que todo eso les va a ayudar a la hora de conseguir un empleo en este sector.

Espero que te haya gustado la entrevista de Lorena y recuerda que puedo ayudarte a conseguir un empleo en cruceros. Puedes leer más entrevistas a tripulantes de cruceros aquí. Si quieres más información, escríbeme a info@cruisecareercoach.com

You may also like

Deja tu comentario

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Share via

Share

Si te gusta, compártela!
NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos posts.

Gracias!

Error! Inténtalo de nuevo!

Compártelo con un amigo