La primera vez que visité Innsbruck tenía quince años. Fue en un viaje organizado en el que acompañé a mi abuela. Por aquel entonces, el mundo no era tan digital como hoy en día, ni yo tenía un blog, pero ya anotaba en mi diario las impresiones de cada lugar que visitaba. Recuerdo pedirle a mi abuela que me comprase una guía de viaje de la ciudad, porque yo ya planeaba volver a aquella ciudad.

Ahora organizando nuestro próximo viaje a Budapest, estoy mirando ciudades cercanas que visitar. Y una de esas ciudades que hemos añadido a la lista es Innsbruck. Innsbruck tiene todo lo que buscamos cuando viajamos en familia: naturaleza, historia y gastronomía.

¿Qué planeamos hacer en familia en Innsbruck?

La ciudad austriaca ofrece un sinfín de actividades, la mayoría pensadas para los más pequeños. Entre las más destacadas están:

Senderismo

Caminar y poder conocer el corazón de los alpes a pie, es la principal razón de haber incluido esta ciudad en nuestro próximo viaje. Y es que las vistas desde lo alto de estas montañas, debe dejarte sin palabras. Hemos leído que un plan perfecto es tomar el teleférico hasta el mirador de Patscherkofel. Desde aquí hay unas vistas espectaculares a los alpes y salen varias rutas de senderismo de diferentes niveles. Si te interesa el senderismo en Innsbruck y vas en familia, aquí te dejo info sobre las rutas más recomendadas para hacer con niños.

Funicular de Hungerberg

En tan solo 8 minutos, llegarás a lo alto de Hungerburg con su funicular. Cabe destacar, el diseño tan futurista de sus estaciones diseñadas por Zaha Hadid. Son de los monumentos más famosos de Innsbruck.

Funicular y estación de Hungerberg. Foto de www.innsbruck.info

Los Mundos de Cristal de Swarowski

Los Mundos de Cristal de Swarowski abrió sus puertas en 1995, para conmemorar los 100 años de la marca. Se encuentra en Wattens, a tan sólo 15 Km de Innsbruck. El Gigante esconde 17 salas repletas de obras de arte hechas de cristal de Swarovski. Cuenta también con una de las mayores tiendas de Swarovski del mundo. (Menudo peligro, con lo que me gusta a mi esta marca). Aunque la zona que más gustará a los niños será: el laberinto, el parque infantil exterior y la torre.

Foto de www.innsbruck.info

Audioversum

Audiversum es un museo interactivo dedicado al sentido del oido. Con varias salas multimedias, tanto niños como adultos, podrán aprender mientras juegan. Una de sus novedades es la singing wall, que convierte los movimientos de sus visitantes en música.

Foto de Audioversum

Tomar un buen apfelstrudel

Y ya sabes que la gastronomía es parte fundamental de este blog, así que no podíamos dejar de recomendar probar uno de los dulces más típicos de esta región, el apfelstrudel o pastel de manzana.

Innsbruck Card

Algo que tenemos pensado hacer, es adquirir la Innbruck card. Cuando hemos estado buscando información sobre qué ver y hacer en Innsbruck, nos hemos dado cuenta de que la mayoría de actividades son gratuitas con esta tarjeta. También incluye transporte publico y varios descuentos. Las hay de 24, 48 y 72 horas. Gratis para menores de 6 años. Sin duda, una buena manera de ahorrar durante las vacaciones.

Nuestro plan es ir en primavera-verano, pero en caso de visitar Innsbruck en invierno, las actividades están más que claras: esquí, patinaje sobre hielo y paseos en trineo. No hay lugar para el aburrimiento en esta ciudad.

Ahora ya sólo nos hace falta ponerle fecha a nuestro viaje, para disfrutar en familia de todo lo que Innsbruck tiene que ofrecernos. Si tú también planeas un viaje a Innsbruck, puedes obtener más información visitando la web de Turismo de la ciudad. Estaremos encantados de oír más consejos, que puedan ayudarnos en nuestro próximo viaje a la ciudad austriaca.

Foto de www.innsbruck.info

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos posts.

Gracias!

Error! Inténtalo de nuevo!

6 COMENTARIOS

  1. Waw, Miriam, ¡cuántas cosas! Nosotros estuvimos hace un año para el Mundial de Escalada y no nos dio tiempo de visitar mucho, pero la ciudad y el entorno nos encantó. Te recomiendo un pequeño restaurante súper tradicional y familiar que se llama Glockengießer y está un poco alejado del centro, pero vale mucho la pena. Ya nos dirás si pasas por allí finalmente y te gusta 🙂

  2. Hola guapa,
    No conocía nada de Innsbruck y me parece interesante. Qué guay lo del viaje con tu abuela, ¡me encanta! No soy mucho de cristal ni de Swarowski pero el lugar tiene que ser una pasada. Y qué curiosos el museo dedicado al oído…
    Un abrazo familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here