Soy Fran Opazo, viajera, periodista, diseñadora y editora de La vida Nomade. También soy ex tripulante de cruceros. Te cuento en este post mi experiencia a bordo.

¿EN QUÉ NAVIERA TRABAJASTE Y EN QUÉ DEPARTAMENTO?

Trabajé en las tiendas de CarnivalRoyal Caribbean Norwegian. También fui recepcionista en Princess Cruise Line.


¿CÓMO TE DECIDISTE A TRABAJAR EN LOS CRUCEROS? CUÉNTANOS CUÁLES FUERON LOS PASOS QUE DISTE HASTA CONSEGUIR EL EMPLEO.

Estaba trabajando como diseñadora de vestuario en Chile. Estaba aburrida, me pagaban mal, había terminado una relación larga y había soñado que me iba a Nueva Zelanda. Así que busqué la posibilidad de irme con una Working Holiday Visa, pero no quería pedir dinero prestado para hacerlo. Vi un aviso por Internet sobre trabajo en barcos y pensé que era una buena posibilidad para juntar dinero rápido. Envié mi currículum y me llamaron de inmediato. En poco más de un mes ya estaba embarcándome en Los Ángeles. El problema fue que me quedó gustando y volví luego de mi viaje a Nueva Zelanda. Luego me puse a estudiar. Por eso cambié de tantas compañías.


CUÉNTANOS CÓMO ES EL DÍA A DÍA DE UNA SHOP ASSISTANT & RECEPCIONISTA.

Como vendedora: un día de puerto, si no teníamos que recibir mercancía o hacer inventario, salía a conocer los puertos. La mayoría de mis compañeros siempre se iban al Starbucks más cercano para conectarse a Internet. Yo me iba a “callejear” para aprovechar de conocer lo más posible. Luego volvía al barco (generalmente entre 4 y 6 pm), me duchaba rápido, comía algo y me iba a trabajar.
La hora de término dependía del barco, del jefe y del equipo: cuando eran más eficientes, estaba libre tipo 11.30 pm. En otros barcos me liberaba alrededor de la 1 am. Usualmente iba por una cerveza al crew bar, pero siempre que el día siguiente no fuera día de navegación. Era un ritmo algo frenético, pero a mí lo que más me importaba era salir y conocer. Cuando un barco se quedaba hasta tarde o hasta el otro día en un puerto, nosotros no trabajábamos. En un sea day, despertaba a las 8, desayunaba y me alistaba para ir a las tiendas a las 8.50 am.

Trabajaba hasta la hora de almuerzo (en algunas compañías dan 1 hora, en otras sólo 30 o 45 minutos). Luego volvía a la tienda y trabajaba hasta el descanso de la tarde que también dependía de la compañía. Podía ser 1 o 2 horas. Si era el último día del crucero, era el más pesado porque había que dejar todo limpio, ordenado y rellenar stock para el nuevo viaje.

Ahora, el día de un recepcionista es muy distinto. Puedes salir mucho menos y a horas muy diversas. Generalmente trabajábamos dos turnos, unas 10 horas diarias. Me gustaba el trabajo porque implicaba resolver asuntos, pero era muy cansado, psicológicamente hablando. Los recepcionistas del único barco que estuve en Princess eran muy buenos para tomar alcohol, seguramente para poder sobrellevar la cantidad de quejas que debíamos manejar al día y los maltratos de algunos jefes.


¿RECUERDAS CÓMO FUE TU PRIMER DÍA A BORDO?

No entendía mucho y todos me miraban. Eso pasa cuando eres pajarito nuevo. Cuando eres mujer los hombres te miran como carne nueva, “Fresh meat” nos dicen. Pero yo no sabía eso en ese momento. La chica de la oficina de tripulantes era una sudafricana llamada Sharon, era muy grosera. ¡Cómo olvidarla! Le tenía bronca a todas las mujeres y sólo le sonreía a los hombres, muy poco profesional.



¿QUÉ FUE LO QUE MÁS TE LLAMÓ LA ATENCIÓN DE TU NUEVA VIDA?

Lo mucho que trabajaban todos. Mi primera compañera de cuarto era una recepcionista de Bosnia. La chica tenía unos descansos cortos en que aprovechaba de dormir siesta. Era amable, pero se le veía muy cansada. También me llamó la atención el bajo nivel de los pasajeros. Te dicen que vas a un crucero de lujo y te encuentran a unos americanos obesos, no muy educados. Yo no tenía idea de compañías, ni de nada, pues nunca me atrajo viajar en crucero ni a mi familia tampoco. Y ahí entendí a qué público estaba dirigido Carnival. Fue un shock. Claro que las otras compañías donde estuve los pasajeros eran más diversos en cuanto a nacionalidad y nivel socioeconómico.


LOS HISPANOHABLANTES SOLEMOS SER MINORÍA A BORDO. ¿CÓMO LLEVASTE LA INTEGRACIÓN Y CONVIVENCIA CON OTRAS NACIONALIDADES?

En mi primer barco yo era la única chilena a bordo, pero había más de 40 peruanos que me trataron muy bien. Me hice amiga de gente de muchas nacionalidades distintas. Los ucranianos y rusos me adoptaron porque decían que parecía uno de ellos. Por lo general, lo pasé muy bien e hice muchos amigos, excepto por un par de rumanas que intentaban hacerme la vida imposible.


¿CUÁL ES TU MEJOR RECUERDO DURANTE ESTOS AÑOS A BORDO?

Todos los amigos que hice y los lugares que pude conocer.


¿CUÁL ES LA ANÉCDOTA MÁS EXTRAÑA O DIVERTIDA QUE HAYAS VIVIDO A BORDO?

Tengo miles. En parte por eso me hice el blog. Sin embargo, siempre recuerdo a una señora que se fue a quejar con un compañero de la recepción porque el agua de las Bahamas era muy rocosa, mucho más que su mar de Miami. Aparte de que es el mismo mar, no entiendo qué pretendía que hiciéramos nosotros al respecto.



TENEMOS MUCHOS LECTORES DE CHILE, ARGENTINA Y PERÚ, SI PUEDES HABLAR DEL TEMA VISA, RESTRICCIONES, ETC…

Los chilenos, así como los argentinos, tenemos muy pocas restricciones para salir en los puertos gracias a la gran cantidad de acuerdos internacionales que tenemos (a diferencia de peruanos y colombianos, pero al parecer se están levantando algunas restricciones para ellos, al menos en Europa). Por ejemplo, los chilenos no necesitamos visa para ir a Rusia ni para entrar al espacio Schengen. Para EEUU sólo necesitamos la Visa Waiver o Esta, al igual que los europeos, pero para trabajar en barco debemos conseguir la C1D, la visa de tripulante, como todos.


¿FUE TRABAJAR A BORDO COMO TE ESPERABAS?

Yo no tenía muchas expectativas, pero creo que algunas agencias venden mucho humo y hacen creer a los postulantes que van a algo distinto, más glamuroso. Además, puede sonar increíble, pero yo no sabía (ni me dijeron en la agencia) que debía estar de pie tantas horas al día. Ni se me ocurrió. Puede ser un detalle, pero en mi país eso es ilegal.


¿CUÁL FUE TU PUERTO FAVORITO?

Es muy difícil elegir, pero El Cairo me encantó. Fue amor y odio al mismo tiempo, porque no es un lugar fácil ni muy limpio, pero conocer una cultura tan diferente a la mía fue increíble. Ir a las Pirámides, ver a las momias de los faraones, salir a callejear en pleno Ramadán, todo eso fue increíble.


¿CUÁL FUE ESE LUGAR QUE VISITASTE QUE NUNCA HUBIERAS IMAGINADO QUE VISITARÍAS?

Egipto


DEFINE EN 5 PALABRAS LA VIDA A BORDO.

INTENSA – ENTRETENIDA – DIFERENTE – CAÓTICA – MELANCÓLICA



¿QUÉ CONSEJO LE DARÍAS A TODOS AQUELLOS QUE QUIEREN VIVIR TU EXPERIENCIA?

Que busquen información, ya sea en mi blog o en otros. La vida de barco no es para todo el mundo. Si bien tú puedes renunciar y bajarte, no vas a querer desperdiciar todo el dinero que vas a gastar en Visa, exámenes médicos y otros.

Si quieres saber más sobre la vida a bordo, no te pierdas nuestro apartado de entrevistas

Otros posts sobre trabajar en cruceros

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos posts.

Gracias!

Error! Inténtalo de nuevo!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here