La ruta mágica con Oriol Martinez – Viajar y vivir de tu pasión

de Miriam

Hace poco encontraba un post de Oriol o Uri como prefiere que le llamen, en un grupo de viajeros en Facebook.Contaba como estaba viajando por Latinoamérica mientras vivía de su pasión, la magia. No sabía absolutamente nada más sobre este chico, pero esos datos eran más que suficientes para despertar mi interés. Quería conocer más sobre él y su historia, así que le contacté. No sé si usó algún truco de magia, pero su historia me hechizó. ¿Quieres conocer a Uri?


PRESÉNTATE Y CUÉNTANOS UN POQUITO SOBRE TI PARA AYUDARNOS A CONOCERTE MEJOR

Mi nombre es Oriol, pero prefiero Uri. Soy un catalán de 24 años, mago y viajero. A los 20 comencé a meterme en el mundillo de la magia. Primero la practicaba como un hobby y hacía algunos shows, pero con el tiempo me atrapó. En Febrero de 2015 comencé a viajar por Latinoamérica con la idea de conocer el mundo viviendo sólo de eso. Afortunadamente, descubrí que es posible vivir de otra forma.


¿CÓMO COMENZÓ TU VIAJE?

Paralelamente a la magia estudié Criminología en Barcelona, pero tras acabar la carrera en 2013 no encontré manera de trabajar de lo mío. Después de varios meses solo encontré un empleo horrible, lo aguanté un año. Me sirvió para dos cosas: aprendí lo que no quiero hacer en la vida y ahorré para un pasaje al otro lado del charco. Nunca había tenido motivación por viajar, la culpa la tiene Mario, un gran amigo y mago que vivió un año en Perú. Recuerdo escuchar sus historias y ver las fotos del salar de Uyuni, el Machu Picchu, el Titicaca, e imaginarme en esos lugares. Así que de la unión de una rutina deprimente, las ganas de practicar mi pasión y una motivación incipiente por viajar, surgió La Ruta Mágica, el proyecto de recorrer América Latina haciendo magia a cada paso.


¿QUÉ PAÍSES HAS RECORRIDO Y CUÁNTO TIEMPO CREES QUE ESTARÁS VIAJANDO?… SI ES QUE HAY UN PLAN.

Mi viaje comenzó con un vuelo a Bolivia. Luego fui subiendo por tierra por Perú, Ecuador, y ahora acabo de renovar la visa en Colombia por 3 meses más. El plan inicial era hacer esa ruta en seis meses y al final parece que será un año y medio, se alargó la cosa.

Ahora la idea es recorrer la costa caribeña con calma y volver a casa en Agosto. Pero sólo “de vacaciones”. Tengo ganas de ir un par de meses para dar todos los abrazos que tengo pendientes, visitar algunos de lugares en España y, con la experiencia de este viaje y las ideas más maduras, preparar un nuevo proyecto para volver a salir.


¿QUÉ ES LO QUE TE RESULTA MÁS DIFÍCIL DE ESTAR LEJOS DE CASA?

Hay muchas comodidades de las que uno debe prescindir, como una casa o la estabilidad. Y se añora mucho: la familia, los amigos… el jamón. Pero uno de los momentos más difíciles que viví fue enfermarme viajando. Llegar a un lugar nuevo y estar solo, tirado en un hostel de mala muerte, sentirme desprotegido, sin fuerzas ni ganas de nada, y tener que buscarme la vida. Hay momentos duros. Pero se superan, te curten y aprendes para la siguiente.


¿CÓMO LLEGÓ ESE DÍA EN EL QUE DECIDISTE GANARTE LA VIDA CON LA MAGIA Y LOS MALABARES?

Cuando decidí salir de viaje llevaba ahorros sólo para seis meses. No tenía vuelo de vuelta porque estaba abierto a que pasara cualquier cosa, pero realmente no sabía si podría ganarme la vida con la magia. Poco a poco fui encontrando la manera. Haciendo shows en la calle, en el semáforo, en autobuses, en restaurantes… hasta que en cualquier lugar encontraba algún espacio para trabajar por mi cuenta. Más que una decisión fue una bendición llegar a eso.


¿CÓMO REACCIONA LA GENTE ANTE TU ARTE?

La reacción del público es de los mejores regalos que te da la Magia. En resumidas cuentas, hago cosas inexplicables delante de sus ojos, si no alucinan es que algo he hecho mal. En un show contratado, el público sabe que va a verte y espera una serie de cosas, pero en la calle nadie espera encontrarse un mago. Les pilla por sorpresa y la experiencia es más  cercana y potente, me encanta eso. Además la magia no es un arte muy extendido en Latinoamérica, lo que hago no es común, y menos aún en la calle. La gente también lo valora más por eso.


¿CUÁL ES TU MAYOR SUEÑO COMO VIAJERO?

Mi sueño es seguir haciendo lo que hago permanentemente. Ojalá me vaya bien y con el tiempo pueda seguir trabajando y viajando de forma un poco más cómoda. Pero en pocas palabras todo lo que quiero es eso: más lugares, más magia, más amigos, más proyectos. Menudo camino hay por delante!


¿QUÉ LE DIRÍAS A TODA ESA GENTE QUE QUIERE VIAJAR, PERO EL DINERO SIEMPRE ES UNA EXCUSA?

Piensa esto: en tu día a día tendrás que pensar en pagar la factura de la luz, el gas, teléfono fijo y móvil, internet, seguro del auto, la renta… la vida es complicada. Viajando la cosa se simplifica porque sólo necesitas pagar 3 cosas. La primera es un hospedaje, y te lo podrás ahorrar acampando, haciendo couchsurfing, voluntariados… La segunda cosa a pagar es comida, aunque suene redundante solo te diré que comer barato no es caro. Además, te vas a sorprender gratamente de lo que encuentras en la calle, en los mercados y en ti mismo como cocinero. La tercera que necesitamos es plata para un pasaje a otro lugar. Piensa cuánto te costó el bus más caro que has tomado. ¿Te parece un precio tan desorbitado?

Para mi esos tres son los gastos fundamentales y, por suerte, normalmente son bastante asequibles. El resto son caprichos y pequeñeces. Evidentemente, la plata te pone las cosas más fáciles, pero no más interesantes. Las experiencias que he vivido trabajando en otro país, haciendo dedo o conviviendo con la gente local han resultado ser las que mejor me han permitido comprender la otra cultura.

Al principio es difícil tomar la decisión y lanzarse, sobre todo por las inseguridades que aparecen. Te puede dar miedo ir lejos, estar mucho tiempo fuera, o gastar mucha plata. Debes comprender cuáles son tus impedimentos y ayudarte a superarlos. Póntelo un poco más fácil eligiendo una forma de viaje que se ajuste a tus deseos, existen formas para todas las mentes y bolsillos.


¿QUÉ OPINAN TUS PADRES DE ESTA AVENTURA?

Soy hijo único, imagínate cuando les conté la idea. Al principio, cuando tomé la decisión, no lo llevaron muy bien, no entendían nada. Luego me fui, y comenzaron a verme conociendo lugares fantásticos, viviendo experiencias increíbles y haciendo lo que realmente quería. Me ven feliz y es lo que les importa. Creo que lo de trabajar en semáforos y en autobuses pasando la gorra les cae un poco más raro, pero al final siento que confían en mí. De todos modos, mi madre es de esas que mientras sepa que estoy comiendo bien, ella está tranquila. Y lo que es comer, en el viaje he desatado un apetito realmente voraz, así que todo bien!


¿QUÉ SE SIENTE AL SER LIBRE Y PODER GANARTE LA VIDA INDEPENDIENTEMENTE DEL LUGAR DONDE TE ENCUENTRES?

Cuando comencé a trabajar en la calle y vi que podía viajar y vivir de mi pasión, me sentí el hombre más afortunado del mundo. Creo que es la sensación de libertad más grande que he sentido. Ahora, siento que todo lo que tengo delante es un papel en blanco donde proyectar. Pero esto es sólo mi caso. Cualquiera que lo desee puede viajar haciendo lo que le gusta, o viajar para descubrir lo que le gusta. De verdad, solo hay que pensarlo y lanzarse a hacerlo, luego todo sale.

LA MAGIA ESTÁ EN TI


Los magos sacan conejos de sus chisteras, pero con sus palabras estoy segura que Uri ha sacado miedos e inseguridades de más de una chistera. Si tienes la suerte de encontrarte con él, no dudes en pedirle que te enseñe uno de sus trucos. Eso sí, recuerda premiar su arte, para que pueda seguir con su ruta mágica. Si quieres conocer otros viajeros como Uri no te pierdas nuestra sección de entrevistas.

www.larutamagica.com

https://www.facebook.com/magicaruta

Instagram

Y tú, ¿has pensado en viajar y vivir de tu pasión? Cuéntanos tu historia.

You may also like

Deja tu comentario

I accept the Terms and Conditions and the Privacy Policy

Share via

Share

Si te gusta, compártela!
NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestros últimos posts.

Gracias!

Error! Inténtalo de nuevo!

Compártelo con un amigo